¿CUÁL ES EL HOTEL MÁS CARO DEL MUNDO?

Cuando pensamos en el hotel más caro de todo el planeta inmediatamente se nos viene a la mente la palabra lujo, acompañada de un sitio paradisíaco, instalaciones extravagantes, servicios inimaginables e increíbles vistas que prometen una experiencia inigualable.

En cada continente existen hoteles lujosos con un montón de estrellas y con suficientes razones para ser considerados los mejores, pero en este momento nos enfocaremos en el que cobra más dinero por alojarse una noche en una de sus espectaculares habitaciones.

Luego de revisar varias listas donde aparecen maravillosos lugares que ofrecen las más ostentosas estadías alrededor del globo terráqueo, nos detendremos sin duda alguna en Europa, específicamente en la costa francesa con una vista privilegiada al mar Mediterráneo, además de tu propia panorámica de la encantadora Bahía de Cannes y el famoso Boulevard de La Croissette.

Alrededor de esta zona se encuentran fascinantes pueblos, ciudades costeras e inmaculadas islas, la Costa Azul ofrece magníficas gemas escondidas para explorar durante la estancia en Cannes. Los viajeros en busca de experiencias auténticas se enamoran de la rica historia y las tradiciones culinarias gourmet del lugar.

Se trata del Grand Hyatt Cannes Hotel Martínez  que con sus  409 elegantes y contemporáneas habitaciones y suites con vista a la sublime ciudad de Cannes y al infinito mar, están listo para satisfacer los placeres de los más exigentes invitados. Ya sea que deseen descubrir los tesoros de la costa francesa o simplemente relajarse bajo los suaves rayos del sol, el hotel Martínez es el hotel de lujo ideal en Cannes y el más costoso, por supuesto.

¿Qué hace tan especial al hotel más caro del mundo?

El edificio de este hotel fue construido en 1929 para recibir a príncipes, playboys y potentados. Desde el Festival de Cannes hasta las primeras sombras de septiembre, el Martínez es deslumbrante, lujoso y fabulosamente divertido. El resto del año y durante la temporada de conferencias de invierno recibe ejecutivos europeos.

Las habitaciones y suites conservan el encanto Art Deco de los años 30. Camas tamaño extra grande, todo amueblado con un tapizado en seda, espacios de hasta 300 metros con terrazas privadas de hasta 250 metros, sala, comedor, jacuzzi, son algunos de los detalles que caracterizan sus aposentos.

Otras comodidades disponibles en el hotel

Otras comodidades disponibles durante todo el año son las clases de yoga de cortesía, una piscina climatizada y una sala de fitness iluminada con los destellos dignos de una estrella de cine.

El spa del séptimo piso L. Raphael ocupa un kilómetro cuadrado. Dentro de sus extravagancias se encuentra un tratamiento facial mezclado con polvo de diamante.

Posee también 15 salas de reuniones flexibles que ofrecen 2.500 metros cuadrados de espacio para tus conferencias, cócteles, bodas, celebraciones y más.

El club de playa Zplage, el más grande y lujoso de Cannes no podía sino pertenecer al Martínez,  cuenta con 400 tumbonas para tomar el sol y permanece abierto durante los meses de abril a septiembre.

Gastronomía del hotel

En un sitio como este la gastronomía tiene que ser de niveles astronómicos, es así como La Palme d’Or,  desde el año 1991 ha reinado como el único restaurante Michelin de dos estrellas de Cannes. El actual chef Christian Sinicropi, que también cocina para el Jurado del Festival de Cine de Cannes cada mes de mayo, ha estado al mando durante una década, y aún acostumbra saludar a los comensales de la mano antes de cada sesión.

Siguiendo esta pauta, basándose en recetas de la región y usando productos de temporada, el nuevo restaurante Version Originale invita a descubrir platos mediterráneos y tradiciones culinarias de todo el mundo (apertura en mayo de 2018).

Puedes almorzar también a la sombra de las palmeras y dejar que los aromas de la naturaleza te rodeen en el hermoso y exuberante jardín, Le Jardin du Martinez (inauguración en mayo de 2018).

Como homenaje al glorioso pasado del hotel, el legendario bar Martínez sirve cócteles y bebidas vintage en una decoración y ambiente glamoroso que remonta a la fabulosa década de los 30.

Finalmente si nos ponemos a reflexionar,  todo esto no parece tan excesivo cuando pagas cerca de 35.000 por noche, ¿no te parece? A quien no le gustaría darse la gran vida disfrutando de las particularidades del hotel más caro del mundo, no por una sola noche sino por varias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *